Diagnóstico y mejoramiento

A partir de un diagnóstico, se definen aspectos para mejorar la calidad de un producto ya existente. Los aspectos de mejora pueden ir encaminados a procesos de:

  • Reformulación: la reformulación aplica para productos ya existentes donde se quiere mejorar características
    a través de la inclusión en fórmula de nuevos ingredientes o materias primas.
  • Protocolo de conservación: se establecen etapas u operaciones de proceso, así como sus niveles de operación
    para garantizar o mejorar la conservación del producto por un tiempo pre-establecido.
  • Protocolo de empaque: se establecen las mejores condiciones de empaque para garantizar su protección bajo condiciones
    pre-establecidas.


Regresar