Pruebas Afectivas

Son aquellas en las cuales el consumidor expresa su reacción subjetiva ante el producto, indicando si le disgusta, si lo acepta o lo rechaza, o si lo prefiere con respecto a otro.

 

Las pruebas efectivas pueden clasificarse en tres:

  • Pruebas de preferencia
  • Prueba de satisfacción
  • Pruebas de aceptación

Pueden emplearse para:

  • Controlar la imagen del producto.
  • Mejorar el producto existente.
  • Desarrollar un nuevo producto.
  • Medir el efecto de campañas publicitarias o programas nutricionales.
  • Determinar las características específicas que interesan al consumidor.
  • Comparar el producto con los de la competencia.
  • Determinar el mercado potencial.


Regresar